Skip links

ÍNDICES DE VEGETACIÓN COMPLEMENTARIOS DEL NDVI: GNDVI

El índice de vigorosidad o NDVI, es uno de los índices de vegetación más conocidos y utilizados en la monitorización de nuestros cultivos. Las principales características del NDVI, han sido ya abordadas previamente. Una de las más  importantes es que nos permite conocer el nivel de vigorosidad o de salud de nuestros cultivos en tiempo real, cada cinco días, durante todas las etapas del ciclo de cultivo y con una visión detallada de nuestras parcelas de 10 metros.

Si bien el NDVI es uno de los índices de vegetación más utilizados, presenta ciertas limitaciones en su uso, es por eso que se recomienda utilizar de manera complementaria otros índices de vegetación como son el GNDVI, NDRE y MSAVI.

En Visual, estos índices se han sido construidos utilizando el mismo rango de valores (de 0 a 1) y la misma escala de colores y así comparar su funcionalidad.

Índice de Vegetación de Diferencia Normalizada Verde (GNDVI):

El GNDVI, por sus características físicas, es hasta cinco veces más sensible que el NDVI en la detección de la concentración de clorofila. Es importante destacar que el contenido de clorofila dependerá de la etapa del ciclo fenológico en la cual se encuentren nuestros cultivos. El uso del GNDVI se recomienda especialmente en la etapa de máxima vigorosidad de las plantas, cuando el valor del NDVI está próximo a 1, o al valor máximo del NDVI especializado por cultivos.

¿Por qué se recomienda su uso en esta etapa? Porque es en este momento cuando los valores del NDVI se “saturan”, lo que se traduce en un mapa con valores de NDVI prácticamente iguales, siendo muy difícil distinguir variaciones de vigorosidad dentro del cultivo.

Comparación del uso del NDVI y GNDVI. Caso1:

En la Figura 1, se muestra una parcela cultivada con cereal de secano de invierno. Su ciclo de cultivo es de seis meses, alcanzando su máxima vigorosidad y una gran cantidad de biomasa durante los meses tres a cuatro. En el mapa NDVI, se observa como en estos meses, cuando el NDVI tiene valores próximos a 0.9, la parcela se ve prácticamente homogénea, esto es la saturación del NDVI. Sin embargo, cuando la misma parcela, Figura 2, es representada en las mismas fechas mediante el índice GNDVI, esa saturación desaparece. El índice GNDVI es capaz de distinguir tres rangos de valores (0.7, 0.8 y 0.9) distribuidos en toda la parcela, representando de manera más adecuada las variaciones de vigorosidad imperceptibles para el NDVI.

Comparación del uso del NDVI y GNDVI. Caso 2:

En la Figura 3, se representa una parcela cultivada con maíz de ciclo corto. Su ciclo fenológico es de cuatro meses. Aproximadamente, a los 45 días, el maíz se encuentra en la etapa reproductiva, próximo a la etapa de floración. El maíz presenta una rápida formación de hojas, la planta acelera el crecimiento vertical y es cuando el cultivo alcanza su máxima vigorosidad con valores de NDVI de 0.9.  En la Figura 3, se observa como el NDVI se satura, al igual que en el Caso 1. Se ve que la parcela presenta de manera casi homogénea, el mismo tono de verde y el mismo valor máximo.

En la Figura 4, la misma parcela de maíz es mapeada en las mismas fechas, pero aplicando el índice GNDVI. Si bien este índice también representa esa máxima vigorosidad (verde oscuro), el GNDVI permite diferenciar dos zonas dentro de la parcela: una más vigorosa en la parte norte y otra de menor vigor en la parte sur. De esta manera la información que nos proporciona el GNDVI es muy valiosa ya que ante la saturación del NDVI, permite detectar esas variaciones en el vigor y así convertirse en una herramienta de gran ayuda a la hora de gestionar de manera eficiente el manejo de nuestros cultivos.

Si quieres saber más sobre nuestra solución SATÉLITES Y CLIMA, ponte en contacto con nosotros aquí.